jueves, 17 de julio de 2008

Y gira la noria ...

Hoy mi hermana y yo hemos cumplido con una tradición que, por circunstancias ajenas a nuestra voluntad teníamos olvidada desde hace un par de años. Hemos ido a dar una vuelta ambas las dos por la Semana Negra mirando chiringuitos, comprando libros (uno de fotos aéreas de Gijón, precioso), pasando calor, pisando la playa de Poniente, haciendo fotos y por último pero no por ello menos importante, comiéndonos una ración de churros, jejejejejeje. No es que nos encante ir pero ya que tá ahí, pues habrá que visitarla.
También vimos una exposición de soldaditos de plomo, una de fotografía sobre la violencia y otra sobre un dibujante de cómic.
Resultado: no os podeis imaginar lo que me duelen los pies ahora mismo ¡buffffff!

6 gotitas:

Teresa Guzmán dijo...

qué me mareooooo!!! A mi en la noria me da un mareoooo. Un beso fuerte, jajaajjaja

Geno dijo...

Para serte sincera, yo nunca me subo. Todos esos cacharros los veo desde el suelo, jejejejejje. Besitos

Teresa Guzmán dijo...

jaaaajaja, q arteeeee!!! me adolescente me subía hast q me mareé de buenas maneras, y casi vomito a los presentes; no me subí más, AJAAJJAJAJA

chema dijo...

la noria, vista desde abajo es preciosa pero... qué vertigo, por favor... ya pueden haber calculado bien la resistencia de los ganchos de las barquillas... :S

me alegro de que lo hayas pasado bien, geno. el chocolate con churros os habrá venido bien para reponer fuerzas después de andar tanto. ;)

Geno dijo...

La verdad es que lo que más procedía era un helado pero una tradición es una tradición y hay que respetarla y la nuestra decía que churros, jejejejeje (sabían a gloria)

Candela dijo...

AAAhh.. yo quiero ese libro de imagenes aereasss!! Dime el titulo, a ver si lo pudiera encontrar por internet, dame datoosssss...