miércoles, 20 de agosto de 2014

Reformando un bolso

Siempre me han gustado los bolsos de bandolera y de un tiempo a esta parte son casi los únicos que uso por su comodidad y funcionalidad. Este naranja creo que venía de regalo con una revista.
Debido a que lo utilicé bastante empezó a tener señales de desgaste en forma de agujeritos.
No es que se notaran mucho pero quedaba bastante feo...
Así que se me ocurrió que si los camuflaba con un poco de fieltro, podría seguir usándolo sin problema. Y este fue el resultado.

12 gotitas:

chema dijo...

claro, es que los bolsos que dan de regalo en las revistas no suelen ser de la mejor calidad, y se desgastan fácilmente... pero ahora te ha quedado genial, le has dado tu toque personal!!

Candela dijo...

Pues, para mi gusto, te ha quedado mucho mejor que antes, porque le da más vida!!

Geno dijo...

Claro, Chema, pero a caballo regalado... jejejeje
Sí, eso me parece, Candela, no es tan soso
¡Gracias a los dos! Me alegro que os guste

Shirat dijo...

Coincido totalmente, te ha quedado mucho más bonito.

Un saludo!

Geno dijo...

¡Gracias, Shirat! Besos

Merchi dijo...

Te ha quedado preciosa; ya veo que cada día te estás haciendo más laboriosa ;)

martmas dijo...

Pues a mi me gusta más ahora. Te ha quedado genial.

Bertha dijo...

Muy chulo, te ah quedado muy chulo.

Inma dijo...

Mejoradísimo, muy gracioso de naranja.

Geno dijo...

¡Gracias! Me alegro que os guste, yo estoy encantada con el resultado :-D

Zelgadiss dijo...

Muy apañao! ^_^

Geno dijo...

Parece nuevo XDD