viernes, 29 de agosto de 2008

Mientras se escuche una gaita y haya sidra en el llagar...

Después de leer una y otra vez las indicaciones de la entrada anterior, creo que ya tengo toda la teoría para enfrentarme al escanciado de hoy.

¿Por qué se escancia la sidra? La explicación es más que nada química y tiene que ver con que al romper el chorro contra el vaso ciertas propiedades del líquido se liberan lo que hace cambiar su sabor, olor y demás. Sucede al mezclarse el oxígeno del aire con el carbónico de la sidra. No es que me explique del todo bien pero una es de letras y esto de las ciencias le viene grande.

La sidra hay que beberla rápido y no dejarla reposar puesto que se perderían esas propiedades que comentamos y entonces el escanciado no habría servido de nada. Además hay que dejar un sorbito sin beber para tirarlo más que nada por razones higiénicas. Se hace por el lado por el que has bebido para dejar el vaso limpio para el siguiente bebedor, aunque en algún sitio he leído que es un gesto tomado de los antiguos pueblos astures que devolvían a la tierra parte de lo que esta les había proporcionado.

Otras curiosidades acerca de esta especie de ritual nos dicen que el vaso debe pasar directamente del echador al que va a beber, que de cada botella han de salir seis culines con un tamaño de unos dos dedos y quedar en ella un resto para retener el poso (o "la madre") cuando lo haya.

Y dicho esto, viendo que lo que es teoría sé mucha, voy a darle un lavado al vaso, compañero de mis Festivales sidreros y mañana os contaré.

4 gotitas:

Candela dijo...

No me emborraches, que las resacas de Sidra son muy mala. Nunca he tenido la boca mas seca, mon dieu!

CGR dijo...

Ya estoy tan acostumbrada que ni siento ni padezco, jejejejeje

Susana dijo...

La verdad es que la sidra sin escanciar no tiene color... sin embargo una vez probé sidra dulce y me encantó, aunque no es muy fácil de conseguir, no?

Ana dijo...

Geno, no sabía yo el motivo de escanciar la sidra. A mi me encanta chica. Varias veces hemos ido con amigos a Asturias, lo típico, a los Picos y eso, y un amigo nuestro tiene la máxima de que cuando entra en asturias lo único que bebe es sidra, y el tío lo cumple. No veas como acaba a veces. Yo ,que no bebo alcohol, un culín de sidra no se lo perdono. Besitos