martes, 26 de agosto de 2008

Fotogramas que enseñan tu vida en un solo segundo...

LA MUERTE (63º Albanta)

La Muerte, apesadumbrada, observa la ciudad silenciosa desde la ventana de su cuarto. Echa tanto en falta el rugir de las sirenas. Su capa dormita en una percha dentro del enorme armario y la guadaña reposa apoyada en la pared del salón. Hace ya bastante tiempo que no las usa. Cada día se repite varias veces la misma pregunta: ¿qué ha pasado? Pero nunca consigue encontrar la respuesta. Recuerda nostálgica los viejos tiempos cuando el trabajo se le acumulaba por doquier y no daba abasto: guerras, enfermedades, epidemias, accidentes …
Y ahora todo eso se había acabado. La paz reina en el mundo y solo de vez en cuando, el corazón de algún anciano deja de funcionar. Hasta sus favoritos, los siniestros en la carretera, eran cada vez menos frecuentes y casi nunca mortales. La vida de la muerte está a punto de terminar ¡menuda paradoja!
Lo mejor será que se busque otro trabajo … algún parque de atracciones, alguna feria, en algún "Tren de la bruja" … Empezó a ojear el periódico … es ahí donde se busca trabajo ¿no? … Nunca le había hecho falta preocuparse por esos pequeños detalles. Estaba tan convencida de que lo suyo sería para siempre …
¡Ring, Ring! Teléfono
- ¿Sí? – respondió con la voz de aquel al que acaban de arrancar de un profundo sueño.
- ¿Todavía estás en casa? ¡Deberías estar en la Nueva Guerra!
La Muerte despertó envuelta en sudor, miró a su alrededor, las sirenas atronaron sus oídos.
- ¡Bufff! Me había quedado dormida y no veas la pesadilla que he tenido
- ¿Qué? Se te nota como asustada
- Pues prácticamente, me estaba quedando sin nada que hacer, apenas se moría nadie.
- Jajajaja,- rió la voz de su interlocutor – puedes estar tranquila, no creo que eso ocurra nunca.

4 gotitas:

chema dijo...

es una interesante reflexión, geno. ojalá el 'trabajo' de la muerte se limitara a casos naturales, como cuando el corazón de alguna persona muy muy mayor deja de latir... que aun así no deja de ser triste...

Geno dijo...

Triste pero algo irremediable. Lo demás sí tendría remedio. Gracias por tu comentario, Chema.
Besos

Candela dijo...

Has mejorado mucho en tus relatos, guapa! Pero mucho, mucho!! Well done!!

CGR dijo...

Gracias, corazón! Aunque aún me queda muuuuucho por aprender, lo se