sábado, 12 de junio de 2010

El diañu burlón

Y siguiendo con la serie de posts sobre mitología asturiana le llega el turno al diañu burlón. Es un diablo que se dedica a hacer travesuras y burlarse de los campesinos. Puede adoptar la forma que desee tanto animal como humana.
Anda por campos, caminos y huertos y actúa por la noche asustando a los caminantes, desorientando a los campesinos o burlándose de los mozos.
Se conocen casos como el burro blanco que se ofrece de montura al caminante y que una vez empiezan a andar, crece y crece sin cesar; o aquel caballo que galopando rápidamente devuelve al jinete al lugar de partida; o un sinfín de luces, ruidos u otros fenómenos que asustan al andante.
Siente un gran miedo cuando oye el nombre de Dios.
La creencia en estos demonios está muy extendida sobre todo por el occidente asturiano.
En el valle de Ardisana, concejo de Llanes, nos encontramos una ruta en la que podemos ver diversas esculturas de seres mitológicos asturianos realizadas por Pedro Bueno, entre ellos un diañu burlón que nos dice: "Soy el Diañu Burlón y nunca podrás atraparme. Ni los romanos pudieron y esos sí que eran listos, no como tú. Puedo cambiar de forma y engañarte para que hagas lo que yo quiera. Ay, que tontos sois los humanos" (texto de Tomás Fernández).

12 gotitas:

anele dijo...

Veo que las provincias del norte están cargadas de leyendas y mitología. Hasta donde yo sé, por el centro lo hemos perdido (si es que alguna vez tuvimos).

cloti dijo...

Menkanta lo que ni los romanos pudieron y ellos sí que eran listos, jajaajaja
Bsssss
Cloti

Geno dijo...

A mi me parece que historias de estas deben existir en todas partes, Anele, quizá no se hayan conservado tan bien.
Sí, Cloti, el diañu este es burlón en serio XDDD

chema dijo...

vaya, desde la época de los romanos andan pululando por ahí! si alguna vez voy de excursión por los prados de asturias, trataré de ir prevenido. ;)

Geno dijo...

Bueno, Chema, estos malos no son solo un poco guasones pero por si acaso, sí, mejor ve con cuidado ;-)

anele dijo...

En la capital somos más de fantasmas en los edificios antiguos, pero mitología, duendes y cosas de esas...
Bueno, ahora que lo dices, elotro día leí en un libro de anécdotas de Madrid que había un edicifio con duendecillos.

Susana dijo...

Pues mira éste no me suena en la mitología cántabra (como ocurría con las anjanas). Nosotros tenemos a los trasgus, pero me parece que este me recuerda más al fauno ¿no te parece?

Geno dijo...

Algo tiene que haber sea de lo que sea porque leyendas y supersticiones hay en todas partes. A poco que investigues, Anele, seguro que algo encuentras...
Ya me extrañó, Susana, porque casi todos los personajes que he puesto tenían un similar en Cantabria. En común con el trasgu tiene que son diablos pero nadá más, al menos por aquí.

Inma dijo...

Geno este señor debe vivir en mi casa o al menos pasa temporadas largas

Zelgadiss dijo...

A este no le conocía de nada... ¬¬
Pero me ha gustado, es verdad aquí en Cantabria no le veo equivalente mitológico ni nada, o por lo menos ahora mismo no caigo.

Claire dijo...

Pues siguiendo con el tema de leyendas y mitología... me ha encantado!
Y también como siempre, no tenía ni idea de lo que era un diañu...
La frase de los romanos y de que ellos sí que eran listos es muy buena!

Geno dijo...

Pues no se, Inma, porque son más de exterior ¿no tendrás un trasgu?
Va a ser que no, Zelgadiss, como le digo a Susana, de este no encontré relación.
Me alegro que te guste, Claire y que sepas que áun me queda alguno en el tintero ;-)