domingo, 2 de octubre de 2011

Conil de la Frontera

He dado algunas vueltas para plantearme como contaros mi semana por tierras gaditanas: por días, por lugares, por ciudades... y he llegado a la conclusión de que este último puede ser el mejor método. Así que empezamos por la que fue nuestro lugar de residencia y en la que, por ello, pasamos más tiempo: Conil de la Frontera.
Conil es un pueblo de la Costa de la Luz situado a unos 43 kilometros de Cádiz capital. Con calles estrechas, casas blancas, una gran playa, muchos bares y tiendecillas, es un lugar que, con cada paseo descubres algo nuevo.
Aquí llegamos el primer día dispuestas a recuperarnos del viaje tiradas en la playa pero tuvimos que conformarnos con un largo paseo por la orilla puesto que el viento de Levante hacía dificultoso extender la toalla.
Conil de la Frontera
Sus calles semipeatonales y de estrechas aceras están plagadas de terracitas donde tomarse una cervecita a la sombra o comerte unas tapitas de pescaíto frito, tiendas de souvenirs algunas bastante exóticas y de gente, sobre todo de gente caminando arriba y abajo.
Pero Conil también tiene historia. En la plaza de Santa Catalina encontramos la Torre de Guzmán, de finales del siglo XIII y que durante un tiempo dió nombre a la villa.
Torre de Guzmán
Muy cerquita en esa misma plaza está la Iglesia de Santa Catalina del siglo XV, siendo en sus origenes un templo mudejar del que apenas quedan elementos pues ha sido sometida a muchas reformas a lo largo de los siglos.
Iglesia de Santa Catalina
Ambas edificaciones están catalogadas como Bienes de Interés Cultural.
Antiguamente conocida como la Puerta de Vejer encontramos la Puerta de la Villa, lugar de entrada y salida de la población. Creada en 1502 por Don Juan de Guzmán formaba parte de una muralla construida para defender a los vecinos de ataques piratas.
La Puerta de la Villa
Una vez que hemos atravesado la Puerta nos encontramos en la Plaza de España, con la estatua en homenaje a Jose de Saramago
Plaza España
Son muchos más los sitios de interés que tiene Conil para visitar pero no ha habido tiempo para todo y quedarán para otra ocasión.
Lo que no podeis dejar pasar si visitais esta población es ir a tomar algo al bar Los Dos Hermanos donde se jactan de poner la caña perfecta y que podeis acompañar con unas tapas exquisitas y a muy buen precio.

20 gotitas:

chema dijo...

qué pueblo tan bonito! a ti que te gusta hacer fotos como a mí, seguro que te pusiste las botas. ;) me encanta todo lo que nos has enseñado en general, pero sobre todo el arco.

chema dijo...

la puerta de la villa, a eso me refería, jeje.

cloti dijo...

¡Qué bien te lo has pasado, y cuánto me alegro!
Bsssss
Cloti

Geno dijo...

Pues no me quejo, no, le dí bastante al disparador, Chema, jejejej.
Gracias, Cloti, lo pasé estupendamente XDD

BLAS dijo...

Conil es precioso. Un pueblo de pescadores. Las playas, la luz, las casas, la gente, todo.

Mis padres viven al lado, bien cerca, en Sancti Petri, aunque pertenece a Chiclana pero como habrás visto, allí está todo a tiro de piedra.

Y no, nunca se lucha contra el viento de Levante. Jamás. Yo le tengo un respeto increíble. Posar una toalla en la playa? Acabarás corriendo tras ella hecha un burruño empanado.
Personalmente a mí me sienta fatal el Levante, me deja por los suelos. Cuando voy para allá y escucho en las noticias: "Levante en el Estrecho", no lloro porque soy grande.

Bertha dijo...

Que fotos tan bonitas y como disfrutais.

Candela. dijo...

Hace chorropocientos años que no voy a Conil. Y lo que me queda! XDD.

Geno dijo...

Cerca de Sancti Petri pasamos unas cuantas veces y por también por Chiclana aunque no paramos en ninguno de los sitios (es que había que dejar algo como excusa para volver, jajajjaja) Respecto al viento ¡la madre que lo parió el daño que nos hacía la arena en los pies! Como para tumbarnos en ningun lado. Menos mal que días después pudimos disfrutar de playa hasta que nos hartamos.
Me alegro que te gusten, Bertha y esto es solo el principio jejeje

Inma dijo...

Me encanta disfrutar de vuestras fotos (magníficas!) y de vuestras historias de vacaciones cuando las mías están ya tan lejos.
¡Qué bien lo has pasado!

Elphaba dijo...

Pues nada, conileña, no te ha faltado casi nada por conocer de aquí, que hasta levantito has tenido.

Afortunadamente has podido vivir el encanto del pueblo sin la masificación de la temporada alta, pero con una temperatura ideal y los días largos todavía.

Geno dijo...

Fenomenal lo he pasado, Inma.
Pues sí, Elpahaba, la verdad es que creo que el pueblo estaba en su punto justo XDDD

Geno dijo...

Candela, hija, pues con lo cerquita que lo tienes cuando vas por allí...

Candela dijo...

Cerquita en distancia, pero un coñazo en autobus. Y ademas... teniando mi playa de cadiz, pa que me voy a conformar con la de un pueblín lleno de hippiosos y guiris??? XDDD. A mi dame mis tumbonas frente a la Calle Brasil y tooooda la tranquilidad del mundo, XDD

Geno dijo...

¿Tiene algo de malo ser hipioso o guiri? Además hay de todo que yo estuve alli y no soy ni lo uno ni lo otro. Por otra parte he de decirte que lo que más bien estaba alto era el nivel de pijismo, que quieres es que te diga. Yo es que lo del autobús no lo viví, me llevaban en coche a todas partes XDDDD

Candela dijo...

No tiene nada de malo, solo que no son dos o tres, son cientos y no hay sitio en la playa (bueno, los hippiosos guarros no me gustan nada), y lo dicho, pa que me voy a hacer horas de bus a 35 grados cuando tengo la playa al lao?? el pijerio, si es en hordas, tampoco es bueno!

Geno dijo...

Te puedo asegurar que en septiembre no hay hordas de nada (al menos no este septiembre XDD)El resto del año no se como será pero los días que yo pasé alli habia la gente justa para que no pareciera un pueblo abandonado y para que no estuviera saturado. Pero vamos, que cada uno es libre de ir al playa que quiera ¡faltaría más! y donde esté la comodidad de lo cercano que se quiten los autobuses,XDDDD

Candela dijo...

Te confieso que a mi conil y vejer son dos pueblos que me horrorizan, y bastante. Agosto, 1995: Conil a las 3 de la tarde, 39º grados a la sombra y yo repartiendo guías de teléfono con el gaznate más seco que la alpargata de un beduino y todos esos turistas tiraos en la playa y bañandose en el mar y riendo y bebiendo, y AAAAARGHHHHHHH!!!! Nunca mais!! Quedé traumatizada de por vida. Y reconozco que Ubrique, sin embargo, probablemente quedó traumatizado con mi presencia: quedaré en la historia del pueblo como "la que repartía guías de teléfono en bikini". es que eso era mortal!!! (pero por lo menos, salian todos los viejetes a traerme las guias y no tenia que subir las cuestas a por ellas...)

Geno dijo...

Ah, claro, mujer! Haber empezado por ahí. No es lo mismo agosto currando que septiembre de vacaciones, ni en Conil, ni en cualquier sitio XDD

Gen dijo...

No lo conozco pero por las imágenes es de aquello que se dice "un pueblo con encanto".
Bss!

Geno dijo...

Pues sí, Gen, tiene encanta. Si tienes oportunidad no dudes en visitarlo