lunes, 5 de enero de 2009

A veces escribo cartas...

LA CARTA (Albanta 3.0)
Todos los días, a la misma hora y por la misma esquina de la calle, aparecía el cartero. Y allí estaba Esther, en su portal, esperando ansiosamente a que se acercara y comprobar si era hoy, si por fin, su adorado Juanito le había escrito. Y día tras día la misma decepción. A estas alturas Jonás, que así se llamaba el cartero, la mira con semblante triste y menea su cabeza de derecha a izquierda en una clara negación.
Esther entra en su casa con los ojos anegados en lágrimas preguntándose qué le ha podido pasar esta vez.
Juanito, del que había estado enamorada desde que tenía recuerdo, era un cotizado jugador de fútbol que, fichado por un importante club extranjero, había tenido que dejar su ciudad natal. Y a ella, ahora que, después de años suspirando por su amor y de estar a punto de perder la esperanza, habían empezado una relación.
Aún recordaba sus palabras de despedida tan claras como si hubieran sido dichas apenas unos segundos antes:
—No te preocupes, Pecosa, te escribiré todos los días.
De esto hacía ya un mes y Esther no había recibido ninguna misiva. En todo momento intentó encontrar excusas a tal descuido: está adaptándose a su nueva casa, tiene muchos entrenamientos… cualquier cosa antes que pensar que la había olvidado. Pero las excusas se le estaban acabando…
Al otro lado del charco un desolado Juanito también miraba su buzón unas veinte veces al día esperando encontrar la respuesta de su amada. Él, tal y como había prometido, había escrito largas cartas día tras día y no podía creer que la chica aún no hubiera dado señales de vida ¿Qué podía estar pasando?
Amanece un nuevo día lluvioso y Jonás está a punto de girar la esquina para adentrarse en la calle en la que vive Esther. Y, como todos los días, Doreen ahí le espera con una buena propina a cambio de que él le entregue la correspondencia de su enemiga. Está decidida a que Juanito rompa con ella y hará todo lo posible por conseguirlo.
—Si Juanito no es mío, no será de nadie y mucho menos de esa pecosa repelente.

14 gotitas:

Candela dijo...

¡Tan japuta como siempre!

Nena, ve preparando tu epistola para Febrero, que Cloti organizara este año el concurso de cartas de enamorados...

CGR dijo...

Es que no cambia la jodía, ¿viste? jejejejje
Empezaré a calentar neuronas, jejejejej

BLAS dijo...

Yo conocí en la realidad un caso parecido, de hecho muchas veces la realidad supera la ficción. En este caso, se las quitaba a la chica del buzón, la cabrona de su mejor amiga, hasta que al final, la chica, que tenía un genio de narices, cogió el tlf. y le echó la bronca al novio por no escribirle... Cuando se aclaró el asunto, la mejor amiga acabó confesando, y si se descuida, no lo cuenta.

CGR dijo...

Joer, menos mal que era su mejor amiga...

chema dijo...

está genial este relato, geno, y puede ser leído por cualquiera sin necesidad de que conozca los comics de esther (aunque si los conoce, lo podrá comprender mucho mejor, claro). para alguien que no conozca a esther, la propia esther, juanito y doreen son los nombres de los personajes de este relato, que están muy bien caracterizados, de tal manera que cualquiera que lo lea puede disfrutarlo.
mucha suerte con este relato en albanta!!
besos

Inma dijo...

Estoy deseando que salga el tomo tercero de las nuevas aventuras, y el 4º,5º y 6º para ver por fin a Juanito sufriendo por Esther, porque espero que Carlos lo haga sufrir muuuuuuuucho y darnos ese gusto a todos.

KIRA dijo...

Si chica hay una cancion que dice algo asi... " de las grandes amistades, siempre hay un Traidor/a "
Estas fiestas las he pasado de lo mas deprimida, gracias a una persona que yo creia una amiga del alma... pero resulto ser una gran Traidora...
Por cierto ahora ya tengo mote para ella "Doren"...
Sigue contandonos esta historia, para que no estemos con el corazon en vilo...
Saludos
KIRA

CGR dijo...

Gracias, Chema. Tenia la idea general y el personaje de la "ladrona de correspondencia" me recordó a Doreen. a partir de ahí decidí poner los otros nombres, jejejejeje.
Sí, Inma, yo también espero que Juanito sufra muuuuuuuuuuucho. Después de tantos años es lo menos que le puede pasar antes de ser feliz con Esther para siempre jamás, jajajjajaja.
Kira, siento lo de tu amiga (por llamarla de alguna manera) ¡Mucho ánimo! Intentaré buscarle a esta historia un final feliz en tu honor.

Sonia dijo...

Jo,qué asquito le tengo a Doreen... :S ...me he puesto mala leyendo esto...¿¿será odiosa y envidiosa y de todoooooo?? ¡qué mal me caeeee!! y encima has hecho que me caiga aún peor,Geno,¡¡que ya es decir!! :D ¡¡muy bueno el relato!! ;)

BLAS dijo...

A veces las "mejores amigas" son las peores porque saben donde duele (claro, que de amigas tienen lo que yo me sé...)y además es de donde menos se espera uno que venga la puñalada...

CGR dijo...

Jajajajja, Sonia, me alegra tu comentario porque eso quiere decir que, al menos a Doreen ¡¡la he clavao!! Es que a mi siempre me han dado ganas de matarla cuando leo los tebeos
Pues si, Blas, juegan con la ventaja de conocer a uno mejor que nadie y, como no esperas su traición, duele aún más

Bertha dijo...

Me a encantado tu relato, genial, ya me veo a Esther esperando el correo y por el otro lado a Juanito, con esos nervios que se nos ponen cuando esperamos noticias, de Doreen me lo espero todo, es mala y no canbiara.

CGR dijo...

Gracias, Bertha! A ver si, como pide Kira, me animo y le pongo un final feliz... pero no feliz para Doreen, jejejejeje

IRENE dijo...

JO...MAS DE ACUERDO NO PUEDO ESTAR CON CANDELA, PEDAZO DE....LA DOREEN ÉSTA, SIEMPRE METIENDO LAS NARICES.