sábado, 7 de junio de 2014

Atardecer de un viernes de junio

Ayer el día se sintió rumboso y se despidió con una atardecer de lo más espectacular. Por suerte nos dimos cuenta y salimos a la terraza cámaras en mano dispuestas a disfrutar de él e inmortalizarlo.
Viendo este cielo por la tarde nada hacia presagiar lo que veríamos después.
Hacia un lado, un estupendo arco iris doble casi completo adornaba el cielo.
Hacia el otro lado, el sol reflejado en las nubes le daba unas tonalidades amarillas y anaranjadas brillantes.

Entre uno y otro tampoco estaba mal.

Y solo moviendo un poco el centro del objetivo el resultado era impactante, pues se oscurecía mucho lo que hacia destacar el color aún más.



9 gotitas:

chema dijo...

qué bonitas fotos!! parecen cuadros hechos por cierta pintora de gijón que se llama rosa, puede que la conozcas. ;)

Geno dijo...

Me suena de algo pero no caigo jajajjaj No em extrañaría que alguna de estas o de las que hizo ella acabara en cuadro...

momentoparapensar dijo...

Espectaculares fotografías!
Besicos.

Marta dijo...

Hola. son unas fotos preciosas. La naturaleza siempre nos sorprende!

Zelgadiss dijo...

Las nubes siempre han sido muy fotogénicas, la verdad. Dan mucho juego. Te han quedado unas fotos super chulas.

Merchi dijo...

Vaya colorido que habéis tenido, una preciosidad. Yo puedo pasarme horas contemplando algo así, me da una sensación de paz impresionante. Por aquí mucho calor ya, cielo raso y ni una nube, un poco de lluvia vendría bien porque no quiero pensar cómo estaremos en julio si la cosa sigue así :( Besitos.

martmas dijo...

Que fotos más chulas!!!!

Geno dijo...

¡Gracias! El atardecer fue espectacular

Bertha dijo...

Que chulada de fotos, me encantan, BRAVO.