sábado, 29 de marzo de 2014

Leyendo junt@s marzo

Este mes ha compensado con creces las lecturas del anterior que fueron un tanto flojas.
17833717Empecé con El brillo de las luciérnagas de Paul Pen, la historia de un niño de diez años que vive encerrado en el sótano de su casa junto con sus padres, hermanos y abuela. Para él es la única forma de vida que ha conocido pero aún así no deja de preguntarse e intentar averiguar que hay fuera y porqué razón no pueden salir al exterior.
El libro es duro y trasmite un angustia brutal pero a la vez engancha de tal manera que se hace difícil dejar la lectura sin llegar a conocer las causas que llevaron a tal situación y su resolución.
18370479Cambiando totalmente de registro, me lancé a la lectura de Un columpio en las estrellas de Elena Castillo Castro la segunda parte de Baile de luciérnagas que me había dejado encandilada, una lectura bastante más relajada que la anterior pero igual de envolvente.
La protagonista sigue siendo Alex, aunque muchos aspectos de su vida han cambiado, y el escenario de la trama el mismo internado que en el primer volumen, eso sí, con varios personajes nuevos y otros ya conocidos.
Totalmente recomendables tanto el baile como el columpio e inseparables.
20566460La vida era eso de Carmen Amoraga es un libro duro, de los que sacan la lagrima al lector, pero tan bien escrito que se lee casi sin pensar.
Giuliana debe enfrentarse al dolor de haber perdido a su marido, continuar adelante su vida sin él y sacar adelante a sus dos hijas.
Capítulo a capítulo pasaremos por todas las fases de su estado de ánimo, su manera de afrontar la pérdida a través de las relaciones con su entorno y con las redes sociales. 
Un libro un tanto triste pero precioso a la vez.
20571410Para terminar el mes, La cocinera de Himmler de Franz-Olivier Giesbert. A sus ciento cinco años de edad Rose comienza a escribir sus memorias en su restaurante de Marsella. Sobrevive a muchas de las barbaries acaecidas en el siglo pasado y departe con muchos personajes conocidos y renombrados de dicha época gracias a sus habilidades entre los fogones.
Una vez terminado y meditado respecto al tema, no puedo llegar a la conclusión de si el libro me ha gustado o no...

9 gotitas:

Cloti Montes dijo...

Lo comparto en Facebook que a Elena le hará mucha ilusión.
Bsssssss
Cloti

Merchi dijo...

Me queda la duda de saber porque el de la cocinera no sabes si te gusta o no, porque me atrae mucho, pero claro, ya no sé si es un bodrio o qué. De todas maneras ahora estoy escribiendo y no tengo mucho tiempo de leer, pero ya sabes que los que me dices me los apunto para cuando pueda. Besitos, guapa.

momentoparapensar dijo...

Has hecho bien la tarea. Bien aprovechado el mes. Leí el primero y ahora estoy con el de Amoraga. Totalmente de acuerdo contigo.
Besicos.

Consuelo dijo...

Me quedé en los dos primeros de los que reseñas, y totalmente de acuerdo contigo. De Carmen Amoraga leí uno y no me quedaron ganas de repetir, me resultó bueno pero deprimente. Y La cocinera no me llamaba, así que no me apunté, y por lo que te leo creo que no hice mal. Besos

Geno dijo...

Ok, Cloti, gracias :-D
Pues es que no lo se Merchi jajajjaja Bodrio tampoco es que sea pero creo que me ha dejado indiferente, que no es nada bueno, creo yo...
Y me ha quedado tiempo para algún amibola, momentoparapensar ^_^
El de Amoragara es triste pero está tan bien escrito que es un disfrute, Consuelo. El de la cocinera, pues eso, mejor ocupar el tiempo en otro jejejejej

Elphaba dijo...

Pues bueno es saber una referencia, porque tenía apuntado el de la cocinera...

Elena Castillo dijo...

Muchas gracias por leerme y por tu comentario, me dejas requetefeliz. Un besazo!!

Gen dijo...

Sin duda me apunto el de la cocinera del monstruo. Soy muy aficionada a leer novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial,aunque me deprima tras su lectura.

Geno dijo...

Pues como digo, Elphaba, a mi no fu ni fa...
De nada, Elena, gracias a ti por esa historia tan bonita que has escrito. Besos
Gen, si al menos me hubiera deprimido, me habría hecho sentir algo pero es que ni eso... ya contarás si lo lees, a ver :-D