domingo, 22 de septiembre de 2013

Clásicos de verano

Después de ver el musical el año pasado en mi viaje a Londres, me había entrado a mi el gusanillo de leer Wicked, memorias de una bruja mala de Gregory McGuire y por fin le encontré el hueco adecuado. 
Elphaba debido a una poción que su madre se toma, nace con una particularidad que la hará muy especial: su piel es verde. Eso hará que le cueste encajar en una sociedad bastante discriminatoria como es en la que vive. Empezará a estudiar en la Universidad de Shiz donde poco a poco se irá abriendo y haciendo amigos pero también encauzando su carácter hacia una rebeldía contra las normas del lugar donde vive, volviéndose defensora de los más débiles y atacados y un tanto revolucionaria.
Como ya sabréis, la historia cronológicamente se sitúa antes de la llegada de Dorothy al mundo de Oz y antes de que Elphaba llegara a ser la Malvada bruja del Oeste.
Para que voy a engañaros, el libro no es una maravilla, tiene momentos bastante densos y pesados de leer y ¡¡Elphaba no es mala, ni malvada, ni nada de eso!!
En fin, que mi recomendación es, que si os interesa conocer la vida de la "malvada" Bruja del Oeste, procuréis ver el musical, muchísimo mejor. Eso sí, después veréis la película del Mago de Oz con una perspectiva bastante diferente... al menos a mi me pasó.

Para agosto un clásico entretenido, juvenil y facilito, tanto que nos aventuramos a leerlo en inglés: Charlie and the chocolate factory de Roald Dahl. 
Charlie es un niño que vive en una modesta casita con sus padres y sus cuatro abuelos casi pegada a la mayor fábrica de chocolate jamás conocida. Un buen día, el señor Willy Wonka, dueño de la fábrica, anuncia a bombo y platillo que en cinco de sus chocolatinas habrá un billete dorado que se traduce en una entrada para visitar su fábrica, algo soñado por la inmensa mayoría de los niños y los no tan niños. Charlie no cree poder conseguirlo porque solo se puede permitir comprar una chuchería al año, justo el día de su cumple, pero la suerte se pondrá de su lado y ¡por fin! podrá acceder al interior de esas paredes que día tras día observa al ir y volver del colegio.
Existen dos adaptaciones cinematográficas de esta novela, una de 2005 protagonizada por Johnny Depp y dirigida por Tim Burton y la primera de 1971 con Gene Wilder en el papel del Señor Wonka.

Y para septiembre y así terminar con mi lista de "pendientes de Roald Dahl", Matilda
La protagonista de esta corta novela es la niña que lleva el nombre que le da título. Tiene cinco años y, a pesar de su corta edad, ya lee perfectamente y se sabe todas las tablas de multiplicar. Por desgracia para ella ha nacido en una familia que es todo lo contrario a su forma de ser: no les gusta leer, viven pegados a la televisión y se burlan de la inteligencia de su hija.
Cuando empieza al colegio tampoco las cosas parecen mejorar mucho puesto que la directora, la señora Trunchbull es bastante intransigente y castiga  a los alumnos solo por el placer de torturarlos. Por suerte para Matilda allí encontrará a una persona que la valorará como merece, la señorita Honey.
Totalmente recomendable para pasar un muy buen rato.
Como otras obras de Dahl Matilda también ha sido objeto de adaptaciones, tiene película y musical:

7 gotitas:

chema dijo...

'charlie y la fábrica de chocolate' lo leí por duplicado, en español y luego en inglés, jeje. el señor wonka era bondadoso, pero también era sarcástico con la gente que no le caía muy bien. :D
'matilda' lo leeré un día de estos...

Geno dijo...

Ah sí, yo también le eché algún ojo a la versión en español jajajaja Matilda se lee en un suspiro, hazle un huequecito jeje

anele dijo...

Me declaro fan absoluta de Dahl y le doy la razón a Elphaba. Ya van 3 (Las brujas, Matilda y Charlie) y no sé cuál me ha gustado más. Son frescos y tan sencillos (aparentemente) que se leen solos.

El primero lo abandoné porque no me enganchó en las primeras páginas. Tengo que darlo otra oportunidad.

Merchi dijo...

A mi también me gusta Mr. Dahl, creo que su imaginación y forma de escribir hace que no puedas dejar de leer hasta terminar con cualquiera de sus libros. En cuanto al primero que mencionas, no lo he leído y me han dado muchas ganas. Hace poco vi la película OZ y me gustó mucho. La historia de las brujas, el mago y el país de Oz siempre me ha parecido muy interesante. ¡Besitos!

Geno dijo...

Coincidimos Anele, habrá que seguir buscando más obras de Dahl que alguna tendremos por ahí pendiente :-D
Mi opinión sobre Wicked queda clara, el libro es un poco tostón ¡con lo que me había gustado el musical! Si lo lees, Merchi, ya me contarás que te parece. Oz la tengo apuntada a ver si algún día cae XDDD

Elphaba dijo...

Hombre, yo discrepo con Wicked. Reconozco que a veces se hace durillo, concretamente algunos capítulos, y obviamente eso no enganchará a muchos, cosa que no puedo reprochar a nadie, y aparte yo creo que pocas personas se esperan el tipo de argumento que es realmente, pero creo que es muy buen libro.

Y desde luego para conocer la historia de la bruja verde NO recomiendo el musical. El musical lo recomiendo para pasar un rato de magia y diversión espectacular, con una gran puesta en escena y unos números musicales fantásticos, pero como historia, pues han transformado una novela adulta, seria, a ratos dura, muy profunda y con enjundia, en un cuentecito bastante infantil y blando con el argumento contado muy por encima. Sobre todo el cambio de argumento sólo para adultos a argumento infantil más blanco que lavado con Ariel, me pareció un cambio muy radical.

¡Os lo digo yo, que soy la prota! XD

Geno dijo...

En ningún momento he dicho que Wicked sea un mal libro, ni mucho menos, solo se me hizo aburrido en ciertas partes y está claro que con el musical no conoces la vida de la bruja en profundidad pero si sirve para hacerse una idea. Una adaptación más fiel al libro no lo haría ni tan mágico ni tan divertido. pero me parece que lo básico lo cuenta bastante bien