sábado, 4 de abril de 2009

Ella (II)

El relato que aquí os muestro intenta ser la continuación o el inicio de este otro. Claramente necesitaré algún capítulo más para desgranar toda la historia. Espero que os guste y sabeis que estoy abierta a vuestras sugerencias y consejos.
------------------------------------------------------------------------
Y, observándola de lejos, desde aquella esquina del salón de baile, me deleité recordando el día en que nos conocimos y dio comienzo nuestra aventura.

Habían pasado desde aquello seis meses, cuatro días y alguna hora. Tropezamos en la puerta giratoria de aquel gran hotel, uno de los más caros de la ciudad y con el mejor bourbon que había probado nunca en su cafetería. Últimamente andaba un poco distraido por la vida, no sabía exactamente porqué y ella salía apresurada, como huyendo de algo o alguien que le persiguiera.
Cuando la miré para disculparme no pude evitar quedar hipnotizado por aquellos grandes ojos que me miraron fugazmente, cubiertos de lágrimas. Intentó ocultar su rostro en el cuello de su largo abrigo negro y continuar rápidamente su camino hacia quién sabe donde, pero yo ya me había percatado de que algo grave le ocurría.
Un irrefrenable deseo de protegerla recorrió todo mi cuerpo, como una descarga, y, sujetándola delicadamente por su brazo, le pregunté si podía ayudarla en algo. Entonces se derrumbó y, aferrándose a mi cuello, como desmayada, dio rienda suelta a su llanto.
La empujé al interior del bar del hotel y no opuso ningún tipo de resistencia. Nos situamos en el rincón más discreto del lugar. Le dí mi pañuelo y tras limpiar las lágrimas que recorrían su rostro y tomar un sorbo de la tila que le había pedido para que se tranquilizase un poco, empezó a contarme su historia.

19 gotitas:

BLAS dijo...

¿Su historia? ¿¡Qué historia??!! Quiero la historia pero yaaaaa!!!

CGR dijo...

Paciencia, paciencia, jajajajjaja, no tardará

chema dijo...

ahora sí que nos hemos quedado con la intriga... para mí que esa chica está tan angustiada porque alguien la está chantajeando o algo así... pero ya lo sabremos próximamente, jejeje.
muy bien narrada esta segunda parte del relato, geno!

CGR dijo...

No vas muy descaminado, Chema pero es un poco más complicado... y hasta ahí puedo leer, jajajjajajja ¡Gracias por vuestro apoyo!

Inma dijo...

Auténtico cine negro.

CGR dijo...

Algo así, algo así... jejejej

cloti dijo...

¡Qué intriga niña!
Sigue, sigue.
Bssssssssss
Cloti

Bertha dijo...

jo quiero mas, yo quiero mas...

Rousi dijo...

a estrujarte el cerebro que ya tenemos ganas de más!!!jajajja
Qué emocionante!!

CGR dijo...

La historia está aquí, solo tengo que darle forma, jejejej Al final acabaré escribiendo un best seller, jajjajajaj ¡Muchas graciassssss!

Anabel Botella dijo...

Pues sí, queremos más parte de esta historia.
Muchas gracias por dejarme pasear por esta nube de color. Me ha gustado mucho este relato.
Y muchas gracias por tu comentario.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

CGR dijo...

Es agradable asomarse a tu ventana, Anabel. En cuanto a mi nube, puedes venir siempre que quieras

KIRA dijo...

Y ahora que....????
Como nos haces esto??? con lo que nosotros/as te queremos!!!
Vas y nos dejas asi, con el corazon encojido, esperando saber que le pasa a esa pobre chica y como ese apuesto y varonil hombre puede ayudarla.....
QUEREMOS MASSSSSS!!!!!

CGR dijo...

Mantengo la expectación de la audiencia, cual serie de TV, jejejjee Es que hay que darle buena forma para que sigais enganchados. Yo también os quiero mucho y por eso quiero daros una buena continuación, jejejeje

COILET dijo...

Huyyy que yo tb me he enganchadoooo

CGR dijo...

Pues bienvenida, que cuant@s más, mejor, jejejejej

Anabel Botella dijo...

Hola, en mi blog hay un premio para ti.
Aún no sabemos cómo acaba la historia.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Sarah dijo...

nena, que olorcillo a novela negra... me encantaaaa...

CGR dijo...

Gracias, Anabel, me paso a recogerlo
Sarah, espero no desviarme de ese camino, que me gusta, jejejeje