martes, 10 de marzo de 2009

Y volver, volver, volver...

A las ocho y cuarto sonó incensante el despertador y, aunque mis ojos se resistían a abrirse, los tuve que obligar. Me preparé como pude (a mi, en particular, despertar a golpe de campana me cuesta un montón) y me dirigí a la parada del autobús, cargada con mi superbolsa llena de ropa. Y es que tanto el primero como el último día de trabajo, parece que me mudara. Brillaba el sol en un cielo totalmente azul pero la temperatura era de unos seis grados ¡Menuda estafa!
Nada más llegar allí me dirigí al Departamento de Personal a recoger el resto de los complementos necesarios para realizar mi trabajo. Y es que, a pesar de todo lo que llevaba a cuestas, aun me faltaban ciertos detalles relacionados con la Prevención de Riesgos Laborales (léase botas, guante, mandil...)
Los primeros momentos, bonitos, el reencuentro con los compañeros aunque apenas hacia dos meses que había salido de allí y a algunos los había visto en ese tiempo.
Cinco horas y media por la mañana y dos y media por la tarde y ya es como si nunca hubiera dejado de trabajar, eso sí, sin tener en cuenta que no hay una parte de mi cuerpo que no proteste a su manera. Me duele todo. El que dijo que "el trabajo dignifica" se equivocó de palabra:"el trabajo CANSA". Pero que remedio nos queda a los españolitos de a pie que dar el callo y, en los tiempos que corren, dar gracias por tener donde darlo, aunque sea tan solo por unas semanas.
Ahora me voy a dormir que en unas horas me espera otra jornada que espero menos intensa que la de hoy (aunque solo sea porque serán menos horas), enfrentándome con todos esos bichos acuáticos que nos sirven de alimento. Doradas y lubinas, merluzas y lenguados, pescados en general ¡no podreis conmigo, jajajajajaja!

13 gotitas:

Sarah dijo...

Póngame usté cuarto y mitá de choco, mushasha....!!

Ea, que te sea leve. Con lo del trabajo dignifica y tal, me has recordado al padre de Enrico en corazon, cuando el albañilito y creo que su padre, llegan cubiertos de yeso y se sientan en el limpio sofa y Enrico arruga la nariz pensando que van a ensuciarlo, y su padre dice que esa suciedad es muy digna, porque viene de un trabajador. Como me gusta esa parte!!
Pero vamos, que si queires que te acompañemos en el sentimiento, pues te acompañamos...

Inma dijo...

Qué risa más tonta me dio, el día que dijiste que eras la reina del rodaballo, y yo, que no sabía porqué lo decias, me quedé 00.

BLAS dijo...

Madre mía, que miedo de cuchillo que has puesto. Yo siempre que voy al súper y veo a los profesionales en la materia, manejando con toda la facilidad de un funambulista semejantes armas, alucino. Y siempre pienso: A mi me dan eso, y no tardo ni dos minutos en quedarme mutilada de por vida. Qué merito tienes de poder escribir con todos los dedos, utilizando semejante instrumental en tu vida laboral...

chema dijo...

ánimo geno, son unos días de sobrecarga de trabajo que pasarán pronto. y al final de la jornada se coge la cama con un gusto...
besitos

CGR dijo...

¡Ay, sí, Sarah, acompañadme que así es más divertido, jejejej!
Jajajaj, normal, Inma. Es que aquel día había limpiao y partido más rodaballos que en toda mi vida...
Blas, eso es ya como una prolongación de mi mano derecha. Yo pensaba lo mismo que tú, lo de llevarme los dedos por delante y no ¿eh? Es todo ponerse a ello.
Ay, Chema, es que el primer día siempre se me hace muy duro, sobre todo teniendo en cuenta que llevaba dos meses parada. Pero dia a dia lo iré llevando mejor.

cloti dijo...

Pues ahora te he cogido miedo, desde que leí Plenilunio de Antonio Muñoz Molina no he vuelto a mirar a un pescadero igual.
Bsssssssssssssssss
Cloti

CGR dijo...

Que no, Cloti, que yo soy mu buenina...Además, solo soy eventual, jajajjajaja

Teresa Guzmán dijo...

a por ellos, oeeee!!! jajaajaja, ánimo y apor ellos. no soy muy pescadera, aunqe si del pescaíto frito soy aficionada jajajajaja. un beso fuerte

Aurin dijo...

Pues yo te felicito!!! me alegro que te hayan llamado de nuevo; aunque sea duro al principio, a ver si a base de llamarte, te contratan fija...
Si supieras donde estás,y el horario... igual iba a hacerte una visita...jejejejeje

Bertha dijo...

El primer dia es el mas duro, despues ya no se hacen tan pesados, a mi me encanta el pascado,(todo) o casi todo, pero al faltar mi mami, que eramos las dos a las que nos gustaba, ahora casi ni como, mi marido solo le gusta, los pescadito y los boquerones, que es los ago en vinagre, pero a mi hijo, cuando ve que le pongo cualquier pecado, parece que le casitiges por ello, de pequeño era lo que mas le gustaba y AHORA?, bueno que le voy a hacer, resignarme.

CGR dijo...

Gracias, Aurin! Lo de hacerme fija tá muy dificil pero al menos me llaman a cada poco. Estoy en Alcampo ¿Mi horario? Por las mañanas hasta las 3 y por las tardes de 6 a 8:30, más o menos, así que no será dificil que me puedas pillar ¡visitame, visitame! Ah, menos los lunes que descanso.
Bertha, mujer, llevate algún pescadito para ti sola. A mi antes no me daba más pero era porque apenas habia probado de nada. Desde que estoy en el tema, a base de probar hay cosas que me encantan, jejejeje

irene dijo...

bueno, me alegro que tengas trabajo de nuevo...pero el primer dia, aunque ya te conozcas el trabajo y eso, se hace pesado, a que si?
que risa eso que cuenta inma de "la reina del rodabalo", jajaja!!
yo acabo mañana, y ...otra vez al paro...junto a los más de 3.5 mill
de parados que ya hay en el pais.

CGR dijo...

Siento que acabes le trabajo, Irene, aunque yo no tardaré mucho en unirme también, jejejejje. Lo del rodaballo fue un comentario que puse un día y a Inma le hizo mucha gracia. Pues do deciros que ayer fuí la reina de la merluza, jajajjaja