lunes, 2 de febrero de 2009

Saber perder...

Hace un par de días terminé de leer "Saber perder" de David Trueba. Como sabréis, ha trabajado en prensa, radio y televisión, dirigiendo programas y escribiendo guiones para películas. También ha hecho sus pinitos como director de cine y muy bien hechos por cierto. Esta es su tercera novela y, si las otras dos son así de buenas, desde luego que merece la pena leerlas.
En este caso nos habla de cuatro personajes y las relaciones entre ellos: Sylvia, una joven de 16 años; Ariel, futbolista argentino que viene a jugar a España; y Leandro y Lorenzo, abuelo y padre respectivamente de la chica.
Hace ya un tiempo que el libro está en mi poder, en el fondo de la torre y lo he rescatado en cuanto he terminado con tanta saga porque tenía muchas ganas de leerlo y puedo decir que ha cumplido con las expectativas. Me atrajo su argumento cuando lo consulté y puedo decir que no me ha defraudado. Además he encontrado grandes frases, con verdades como puños.
"Mirá, la empresa más rentable del mundo es la iglesia y luego está el equipo de fútbol. Los dos viven de la gente con fe, nada más."

10 gotitas:

BLAS dijo...

A ese libro le he dado yo muchas vueltas. Lo he tenido en mis manos para comprarlo unas cuantas veces, pero su autor no me convence porque ha hecho comentarios en várias publicaciones que no me han gustado... ¿Con alguno de los temas que trata roza el tema político...? Te lo digo porque me ha gustado lo que has comentado sobre el libro, pero odio cuando al autor se le nota la vena política y me estropea el libro...

cloti dijo...

Ay Geno, que no has contado nada, adelántanos algo jamía.
Bssssssssssssss
Cloti

CGR dijo...

Blas, yo no lo he notado nada político. A mi el libro me ha gustado mucho, es muy llevadero y fácil de leer.
Cloti, hija, es que no se que contarte pa no destripártelo...

Candela dijo...

La frase final es de cajon, jjjjjjj

CGR dijo...

Lo que digo, verdades como puños...

Inma dijo...

Me gustan mucho profesionalmente, él y su chica Ariadna Gil pero los tengo atragantados como personas. Dan un aire de soberbia!! Igual son encantadores pero la apariencia ufffffff

Teresa Guzmán dijo...

SO PRECIOSA, PÁSATE POR MI BLOG, QUE TIENES UNA COSITA PARA TÍ. UN BESO FUERTE

Aurin dijo...

Hola. buena frase si señor, y tiene razón...
Por cierto,pásate por mi blog, tienes una cosita allí...

Javier Cercas Rueda dijo...

SABER PERDER
De la primera novela de David Trueba me llamó la atención el estilo ágil y fresco, la rapidez cinematográfica y la imaginación. Me desagradó el humor macabro, las groserías, lo morboso de algunas situaciones, la ridiculización de la religión y el excesivo peso de las cuestiones sexuales.

La segunda la dejé pasar pues leí que estaba centrada en las correrías sexuales de los protagonistas.

La tercera la he leído hasta la mitad. Tres generaciones de una familia:

- La abuela muriéndose de cáncer. El abuelo -un pianista frustrado- engañándola mientras tanto con una prostituta negra.
- El hijo, abandonado por su mujer, acaba de asesinar a un antiguo socio. Se enamora de una colombiana sin papeles y no para hasta que la lleva al huerto.
- La nieta de 16 años está obsesionada por perder la virginidad. Busca sexo con un compañero al que no quiere y luego se lía con un futbolista argentino.

Todos son patéticos y sufridores. Quieren arreglar sus vidas con el placer y no logran arreglar nada. Trueba insiste en explicar con detalle cada encuentro íntimo y, por si alguien no se ha enterado de cómo funciona, vuelve a explayarse en el siguiente. Los personajes no son malas personas, es sólo que su horizonte moral puede describirse en la mitad de una octavilla.

La novela se lee bien porque, a pesar de todo, quieres saber qué pasa a los personajes. El estilo es de frases breves y cortas, visual, con diálogos creíbles y destellos de ingenio. Tiene bastante gracia a veces y muchos detalles circunstanciales son reales y cercanos.

Desisto porque quedan trescientas páginas y esto no me aporta nada ni me entretiene.

CGR dijo...

Pues a mi sí me resultó entretenida, además de fácil de leer. Ahora tengo en espera la que creo que fue la primera. A ver que tal. Gracias por tus palabras y vuelve cuando quieras. Saludos