sábado, 18 de octubre de 2008

Viva la gente...

Hace un tiempo que Mipasado se cambió de edificio y con él nos fuimos muchos de sus inquilinos. Ahora, dentro del nuevo pero a la vez antiguo "Amigos de Mipasado" se ha abierto un grupo llamado "Club de malos escritores". Con un funcionamiento semejante al de Albanta y con muchos de sus participantes, se nos invita a escribir algo (relato, poesía, pensamientos...) cada quince días, relacionado con un tema. Nuestro debut fue con "Gente" y este fue mi escrito:


Gente que va y gente que viene, gente por todas partes. Pasan veloces sin mirar a los lados. Y yo en medio, sin saber adonde ir. Algunos incluso tropiezan conmigo pero ninguno se disculpa. Es como si no me vieran. Y sé que he de empezar a caminar pero ¿hacia dónde? ¿Derecha o izquierda? Yo quiero comenzar a andar pero mis piernas se niegan. Es como si la orden del cerebro no les llegara. Y mientras tanto, más y más gente a mi alrededor. Cada vez circulan más deprisa. Me empujan, me arrastran en su vaivén aunque yo no me quiero mover. No, no quiero porque aún no tengo claro hacia donde.
Intento fijarme en las caras de esa gente que pasa a mi lado pero están desdibujadas ¿Tan rápido se mueven que no distingo sus rasgos? ¿O acaso es que son todos desconocidos para mí? ¿No encontraré una cara amiga que me ayude en este dilema?
Y cada vez hay más gente. Apenas si hay ya hueco entre unos y otros lo cual hace que estén a punto de arrojarme al suelo pero sigo resistiéndome a moverme.
Entonces despierto, empapado en sudor y con un grito ahogado en mi garganta. La angustia me atenaza mientras encuentro el interruptor de la luz que me ayuda a cerciorarme de que todo ha sido un sueño, un mal sueño y que no hay nadie junto a mí. Nunca me gustaron las aglomeraciones pero desde que esta pesadilla me sobresalta una noche sí y otra también, les tengo auténtico pánico. En el fondo sé que tiene algún significado oculto que quizá no tenga nada que ver con la gente pero me da miedo preguntar, me da miedo que alguien me cuente y me descubra cuales son esos miedos que no me dejan dormir por las noches.
Ahora, como en anteriores madrugadas, saldré al balcón a fumar un cigarro mientras contemplo la inmensidad de la noche que me tranquiliza y me ayuda a conciliar de nuevo el sueño con la esperanza de que la pesadilla no vuelva a aparecer.

13 gotitas:

chema dijo...

geno, la verdad es que cuando lo estaba leyendo lo estaba entendiendo más como una metáfora de algo que como una fobia a las aglomeraciones, cosa que por otra parte también existe, y tiene un nombre que no recuerdo ahora.

tal vez simboliza cómo el ritmo de vida que llevamos no permite que nos paremos a pensar cuál es realmente el tipo de vida que queremos llevar, y cómo los demás van un poco 'a lo suyo' porque están demasiado ocupados tratando ellos mismos de sobrevivir. no sé, supongo que cada uno lo interpretará de una manera, jejeje.

CGR dijo...

De eso se trata, de que cada uno lo interprete a su manera. Al hablar de un sueño tanto puede tener un significado literal (miedo a las aglomeraciones) como ser una metafora, tal y como tú dices, que era la intención primera del escrito, jejeje.

Bertha dijo...

Me a gustado el sueño, opino como Chema, todo tenemos un objetivo y no tenemos tiempo para ayudar a nadie, vamos a la nuestra, sin pararnos a pensar en los demas, sin ver al de al lado nuestro, atropellado si es posible, para conseguir lo que queremos o deseamos. He hay la realidad.

CGR dijo...

Así de triste y cruda a veces, sí.

Candela dijo...

¿Y... por que lo han llamado Club de los malos escritores? ¿Por fin se han dado cuenta bitxi o mariano que no saben escribir la O con un canuto?

CGR dijo...

Nu se, jejeje. De momento el primero lo ganó Mariano así que... Bah, si al final, ya te digo que somos los mismos en los dos sitios asi que, que te voy a contar

R.M dijo...

Rodeados, pero al fin y al cabo solos. Esa es la realidad de la vida.
Besos

Candela dijo...

Ay, señor, señor, librenme de las bitxilores, los marianos y los neuras de este mundo!

CGR dijo...

Supongo que todos tenemos esa sensación alguna vez, Remi.
Candela, mujer, más vale lo conocido, jejejejej. Vamos, yo de momento no tengo problema, me parecen buena gente...

Candela dijo...

Yo no digo que no sean buena gente (excepto el mariano que ha estafado a gente, no a mi), pero que son ignorantes y que no saben escribir... eso si. Y son los que se cargaron el buen rollito y la calidad que habia antes de que llegaran...

Candela dijo...

Pero vamos, que no me hagas caso que no es el sitio ni el momento...

Urko dijo...

Yo le tengo verdadera fobia a las aglomeraciones, así que algo de ese temor se me está contagiando ahora mismo.

CGR dijo...

Lo mio no es fobia pero me da un agobio meterme entre mucha, mucha, gente... bueno sí, quizá sea un poco de claustrofobia