domingo, 28 de septiembre de 2008

Vacaciones de verano para mi... (1ª Entrega)

Habíamos quedado a las diez con un amigo que nos acercaba al aeropuerto. Ya cuando nos pusimos en la cola de facturación un letrerito nos anunciaba que nuestro vuelo iba a salir con retraso. Y así fue. Hora y media después del horario previsto despegabamos rumbo a Fuerteventura con información de que allí estaba lloviendo.
Tras un tranquilo vuelo de casi tres horas, que hemos decidido que es el límite de nuestra capacidad de aguante en el interior de un avión (sí, ya sé, nunca viajaré al Caribe), aterrizamos en la isla que sí nos recibió con unas gotas de agua, apenas cuatro contadas, y nos dirigimos al autocar que nos dejaría en nuestro hotel.
Una vez nos adueñamos de nuestras habitaciones salimos en vuelta de reconocimiento: terrazas, piscinas, jacuzzi, alrededores... había que tenerlo todo controlado.
El sábado a madrugar y a alquilar un coche en el que salimos disparadas hacia una playa camino del sur: Pozo Negro. Había que empezar a entrar en contacto con la arena y el Atlántico. Con esa misma idea, después de comer nos dirigimos, esta vez hacia el norte, a las Playas de Corralejo, extensión de arena blanca y aguas azuladas. Justo enfrente se encuentran las Dunas de Corralejo que te hacen sentir la impresión de estar en un desierto. Tras hartarnos de tomar el sol y visitar las Dunas nos acercamos hasta Corralejo a conocer un poco el pueblo y tomarnos algo. Puerto, paseo marítimo, mucha tienda de souvenirs, bares y, sí, ya lo sabiamos, una sidrería.
El domingo volvimos a subir hacia el norte a visitar Grandes Playas, sitio que nos habían recomendado y he de decir que no nos engañaron. Esta ya es una playa en un plan más turístico, llena de hamacas y con un hotel a cada lado pero con arena blanca y fina y el agua del mar limpia y transparente. Después de comer, el pueblo que, para mi, fué el más bonito de los que visitamos: El Cotillo donde visitamos una playa pequeñita, el faro del Tostón y vimos una puesta de sol absolutamente espectacular.

8 gotitas:

chema dijo...

qué chulas las fotos, geno! las he visto en tamaño grande y son espectaculares. la que más me ha gustado es la de las dunas.

esas playas en las que hay muy poca gente son paradisiacas. quién pudiera estar allí, jeje.

Inma dijo...

Ya sabéis que soy canaria pero hace como 15 años que no voy a Fuertevetura. la última vez que fui sólo había cuatro hoteles. Una maravilla pero ningún sitio a donde ir, sólo conejos y matorrales por todas partes. Mi padre nos levantaba diciendo:
Vamos, niños, a coger playa para nosotros solos!!!

Susana dijo...

Ay que envidiaaaaa!!!!! Y yo aqui pensando ya en cambiar la ropa de verano por la de invierno...

Geno dijo...

Chema, aun me queda mucha foto por enseñar, ya verás, jejejejej
Inma, tengo entendido que ha crecido mucho pero, por lo que ví, aún le queda por aumentar. Hay mogollón de construcciones paradas pero tiempo al tiempo.
Susana, yo también he llegado a Asturias y cambiado el bikini por la chaqueta, jejejejej Todo tiene su encanto

Ana dijo...

Esto no se hace Geno!!!! Nos pones los dientes largos a las que no hemos pisado apenas la playa este verano...snifffff....Bonitas fotos!!!

geno dijo...

No te creas, Ana, entre una cosa y otra la primera vez que fui a la playa este año fué ahí, en las vacaciones. Eso sí, recuperé el tiempo perdido, jejejeje. Gracias

Perín Meison dijo...

No me puedo creer,aunque no me sorprende,que entre tanta arena blanca,solín,tranquilidad,paisaje tan guapín y todo,...plas,..:SIDRERÍA al cantu!! Tal parez que sabían que íbais!!
Está claro qeu lo aprovechasteis bien y más.Como tien que ser,fía!!

Geno dijo...

Muy guay pero la sidra hay que tomarla aquí, está claro, jajajjaja