lunes, 14 de marzo de 2016

Relato: Malditos enanos

Miró disimuladamente por una rendija de la cortina que cubría la ventana del salón. No podía evitarlo. Aquellas figuras de enanos que poblaban el jardín de su vecina de enfrente ejercían sobre ella una poderosa fascinación a la par que un terror insoportable. Más de una noche había despertado empapada en sudor tras una pesadilla en la que esos malditos enanos eran los protagonistas.
Así que había tomado una determinación. Aún no sabía cuándo ni cómo pero se libraría de aquellas pequeñas estatuas que tanto la atormentaban. Sería la única forma de recuperar su vida. Por su culpa apenas dormía y si no descansaba no rendía en su día a día ¡Acabarían despidiéndola!
Debería ir con cuidado, no era la primera vez que la vecina la pillaba observando atentamente su jardín. Si empezara a sospechar que algo pasa todo podría irse al traste ¿Qué podría hacer? ¿Robarlos amparada en la oscuridad de la noche? ¿Darles unas monedas a los gamberros del barrio para que los destrozasen a pedradas?... ¿Poner una bomba en el jardín?..


Texto y dibujos: Geno Mesa 15-02-2016.

7 gotitas:

chema dijo...

sí, esos enanos de jardín, da un poco de miedo que por la noche cobren vida o algo, jeje. robarlos y venderlos puede ser un buen negocio. genial el relato y los dibujos!!

Geno dijo...

Los hay muy monos pero otros son cuanto menos, inquietantes ¡Gracias!

Merchi dijo...

Qué bueno. La verdad es que esos enanitos a veces tienen una cara de mosqueo que no sabes si están pensando en matarte o algo peor, jajajaja.. Muy bien escrito, Geno, Tienes mucha imaginación. Y los dibujos geniales. Besitos, guapa.

Geno dijo...

¡Gracias, Merchi! Besos

Zelgadiss dijo...

JAJAJAJAJAJA, qué paranoia!!!
Está divertido.

Geno dijo...

Manía persecutoria o algo jejejej ¡Gracias, Zel!

Gen dijo...

A mi los enanos de jardín me dan un poquito de repelús. Creo que la prota de la historia optó por la solución más radical; sólo espero que ningún ser humano o animalito sufriera daños ;)
Bss!