jueves, 4 de diciembre de 2014

Casal vive

Quizás el nombre de José Celestino Casal Álvarez os diga muy poco o incluso nada, pero si os digo que es el nombre completo de Tino Casal, seguro que ya estaréis tarareando alguna de sus canciones más conocidas.
Nacido en Tudela Veguín, Asturias, en el año ’50, comenzó a una temprana edad en esto de la música. Trece años tenía cuando cantaba con Los Zafiros Negros y diecisiete cuando se pasó a Los Archiduques aunque seguramente sea más recordado por su etapa en solitario, allá por los años ‘80 con su particular manera de vestir y actuar, rompiendo moldes.
En 1991 un desgraciado accidente de tráfico se lo llevó, pero su recuerdo aún persiste y una prueba de ello es que el pasado mes de septiembre, en la Plaza de Trascorrales de la capital del Principado de Asturias se le hizo un homenaje en forma de exposición que hizo las delicias de todos aquellos fans que no le han olvidado.
Formaron parte de esta muestra diversos efectos personales como la cazadora que utilizó para su última actuación en televisión o el candelabro y los broches de salamandra que aparecen en la portada del disco Lágrimas de cocodrilo  o en este video de Eloise, además de diversas fotos del cantante.
Otros broches de su colección
Pero no solo a su trabajo como músico estuvo dedicado este evento, también tuvieron su lugar otras facetas artísticas a las que se dedicaba, quizá menos conocidas por el público en general pero igual de interesantes.
Tino también era pintor. Y tras dejar Los Archiduques se muda a Londres para dedicarse a esta corriente artística, una de sus grandes pasiones. Allí tuvo su primer contacto con el glam rock de David Bowie.
Además esculpía y pudimos ver varios ejemplos de su obra en esta exposición. Se dedicó a ello sobre todo en los años inmediatamente anteriores a su muerte, tras la publicación en 1989 del álbum Histeria, una recopilación de nuevas versiones de sus éxitos anteriores.
El Ayuntamiento de Oviedo ha mostrado su predisposición a colaborar en todo lo posible para los actos que puedan programarse para dentro de dos años, cuando se cumpla el 25 aniversario de la muerte de Casal. Ya hace tiempo que sus fans reclaman una calle o incluso una estatua en la ciudad, teniéndose en cuenta hasta la idea de un museo dedicado a la obra del prolífico artista.
(Echarle un ojo a la revista Foroesther de Noviembre 2014, el texto del artículo es el mismo pero las fotos son diferentes)
Y para terminar el post, una de sus actuaciones en el programa Tocata del año 1984: Pánico en el Edén.

10 gotitas:

Zelgadiss dijo...

Muy interesante la exposición, y por extensión el post, claro.
Me pilló un poco niña la época de Tino Casal, pero un par de canciones al menos ya conozco, eh? No te pienses! ;-)

No conocía sus facetas artísticas en otros ámbitos. Muy completito y con talento.

Oye me ha molado la canción esa de los archiduques, al ver el lugar he exclamado "coño, pero esa iglesia no es santa maría del Naranco??!!!" (deformación profesional de ser de BBAA, jajaja)

chema dijo...

ya leí tu artículo en el foroesther del mes pasado, era muy interesante.
'pánico en el edén' creo que fue la canción de la vuelta ciclista de 1984.
sí que era un artista inclasificable y al margen de las modas. no conocía su faceta de pintor hasta que leí tu artículo. una personalidad rica y compleja, sin duda.

Geno dijo...

Fue muy interesante porque se le conoce como cantante más que nada y está bien descubrir sus otras facetas. Los Archiduques molan jejeje y sí, Zel, por supuesto que es Santa María del Naranco :-D
Como digo, el texto es el mismo pero cambié las fotos para poder enseñaros alguna cosita más

Marta dijo...

Hola. seguro que fue un homenaje-exposición entrañable. Sus canciones siempre me traen felices recuerdos.

Marta Máster dijo...

El arte en general, y la música en particular, sufrió una gran pérdida. De todas formas siempre nos quedarán sus creaciones. Una exposición muy interesante.

Geno dijo...

Sus canciones son de las que dan subidón ¿verdad, Marta?
Pues si, seguro que aún tenía mucho que dar aunque sí es verdad que fue mucho lo que nos dejó, Marta Master.
La exposición, como se puede apreciar, una maravilla. Esperemos que siga adelante el proyecto del museo

anele dijo...

Desconocía su faceta artística. Una pérdida lamentable, tenía una magnífica voz.

momentoparapensar dijo...

25 años!!! Gracias por descubrirnos sus otras facetas. Como cantante siempre le recordaremos, sobre todo mi marido, jajaja...
Besicos.

Por cierto, qué le hemos hecho a bloguer para que nos haga demostrar que no somos un robot????

Geno dijo...

Creo que poca gente la conocía, Anele
De nada, para mi también fueron un descubrimiento, momentoparapensar (no se, bloguer es un desagradable a veces... jeje)

Merchi dijo...

Me encanta, y lo digo en presente porque creo que los grandes artistas dejan una huella viva entre nosotros que nunca deja de existir. Me hubiera gustado verlo alguna vez en directo, pero no pudo ser.