martes, 4 de agosto de 2009

Mi libro favorito (relato)


Sus hojas desgastadas por el uso son suaves al tacto. Algunos de sus párrafos están disimuladamente marcados. Sus palabras le reconfortan aunque ya hace mucho tiempo que no lo lee entero. Sabe exactamente a qué pasajes acudir según su estado de ánimo. Lo lleva con ella a todas partes, forma parte de sí misma. Aunque lo trata con mucho cuidado, su portada empieza a despegarse pero es normal dado el número de veces que ha sido abierto. Fue su fiel compañero en las frías mañanas de invierno cuando, sin haber salido el sol, cogía el autobús que la llevaba a la facultad. También la acompañó en la mayoría de sus vacaciones cuando, sola o con amigos, viajaban a algún lugar remoto para desconectar de la rutina.
Esto no quiere decir que no lea otros libros, a montones, es su pasatiempo preferido. Le encanta sentarse en un lugar tranquilo de su casa, con una taza de cacao, caliente si es invierno y frío por el verano, y pasarse horas y horas devorando aventuras.
Cierto día, en una librería vieja y pequeña, encontró uno igual en mejor estado y se lo compró. Pero no era lo mismo. Aunque iguales tanto en el interior como en el exterior la sensación al tomarlo entre sus manos no era la misma. Aquel era su libro favorito, aquel ejemplar que tanto tiempo había pasado con ella, aquel y no otro, independientemente de que fueran gemelos idénticos. El viejo tomo sigue acompañándola día tras día mientras el nuevo acumula polvo, olvidado en una estantería.
Geno M
(Ilustración: cuadro de R. Mesa)

15 gotitas:

Aurin dijo...

Bonito relato geno, y es verdad, a veces elcogemos cariño a los libros, y muchas veces son insisitituibles...

Candela dijo...

Ese qué del principio lleva tilde (se nota que echo de menos Extravaganzia? Por cierto tengo que mirar lo de las fotos, que no se na de na del tema, me desentendi con las vacaciones y toy desenganchá total...)
en fin, el relato esta muy bien, da cierta sensacion de añoranza.

Geno dijo...

Gracias, Aurin!
Jajajaj, ahora mismo coloco la tilde (no se le escapa una, leñe)Bueno, anda, puedes aliñarme todo lo que quieras. Las fotos deben seguir con la imagen del verano

Rousi dijo...

Bonito relato. No leo mucho aunque últimamente te consta que lo hago más jejej. Muy bien ilustrado ;-)

Geno dijo...

Te gustó el cuadro ¿eeehhh? jajjajaja

chema dijo...

muy bonito relato, geno. y tienes razón, un nuevo ejemplar nunca es igual que el que hemos tenido siempre en nuestras manos.
el cuadro de tu hermana, precioso.

Perín Meison dijo...

Esi cuadru...Acorde total col relatu,que ye ideal y,efectivamente,los libros no son lo mismo cuando no tan usaos,oiga.No sé,con solera molan más.

Esi cuadríiin!!! ¿Quién será la autora? ¿TENDRÁ BLONGSSS?

Rousi dijo...

si, mucho.Como decía mi Tino "no sé por qué, no sé por qué...." jajajaaja

Geno dijo...

Gracias, Chema, de parte de las dos.
A esti paso va a tener que hacese el "blongsss", Perín, no tendrá más remedio, jajajjaja
Pues Rousi, porque salió de una foto di-vi-na, jajajajjaja

Rousi dijo...

Eso también ye verdad Geno, la foto divina sino tu hermana no la hubiese pintao seguro jajajaj

Geno dijo...

Me alegra ver que estamos de acuerdo, jajajajja

Inma dijo...

¿Qué puñetas hace que un libro tenga tanta magia?
Está claro que no es sólo la historia que contiene. Tienen algo más que no sé descifrar. Su olor, el tacto..
¿Y qué me decís de las bibliotecas y librerías?
Ayyyyyyyyyyyyy

Geno dijo...

Es todo un poco, Inma, tienes razón. Lo de las librerias y las bibliotecas es como un imán, auqneu quieras, te cuesta salir un montón, jajajajja

Bertha dijo...

Que bonito relato y que razon tienes, cuando le tomas cariño a un libro o a otras cosas, son insustituibles?

Geno dijo...

Como un amigo más, sí